miércoles, 3 de septiembre de 2008

Nuevo destrozo natural realizado en el río de abajo

Pensaba que las cosas solo se podían hacer mal una vez, pero veo que no, el ser humano movido por intereses ya sean económicos o por beneficio propio, vuelve a tropezar con la misma piedra.

El rio de abajo había quedado digno de enseñarlo y presumir a la gente que pudiera visitarte en el pueblo, y digo había, porque es pasado, porque la "patá en los cojones" que sentí cuando vi el destrozo que hicieron, es la que tenían que haberle dado al que autorizo ha hacer esa masacre natural. Lo peor de todo, aunque algunos se crean que somos gilipollas, es que se ha hecho con premeditación, nocturnidad y alevosía, ya que justamente el día antes de su inaguración fue cuando deprisa y corriendo se realizó dicho atentado natural.

- ¿Porqué se ha demolido toda la piedra del cauce existente y se ha cambiado por una cama de cemento?

- ¿Porque una cosa que llevaba varios meses acabada el día antes de su inaguración se destruye y se cambia por un plastón de cemento mal echado?

- ¿A quien beneficia y quién ha autorizado a destrozar lo que ya estaba hecho?

- ¿A que se deben las reiteradas e insistentes llamadas telefónicas al arquitecto o responsable del proyecto por parte de cierta persona durante muchos días por no decir meses para que cambiase lo que había hecho bien, por el impresentable y patético cauce del río que nos han dejado ahora que rompe todos los cánones con el entorno natural y paisajístico de nuestro querido río y pueblo? Ya se que para algunos eso de entorno natural y paisajistico, no saben ni lo que es ni lo que significa, y a las pruebas me remito.

Estas preguntas y algunas más son las que debería contestar esta persona, si tiene huevos, y en base a que ha tomado esta determinación. Esto huele a favoritismos rancíos de épocas pasadas tan arraigados en algunas personas que toman determinaciones de forma unilateral sin consultar al pueblo soberano, porque todos, somos el pueblo le pese a quien le pese, ya que para eso pagamos nuestros impuestos.

Y ahora al que le pique que se rasque, y cada palo que aguante su vela.

Para verguenza del culpable de tal acto pongo las fotos de como estaba antes y la cagada de ahora.

AHORA (julio-2008)                ANTES (enero-2008)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada